Make your own free website on Tripod.com




Paciente con hipertensión pulmonar

Convivir con HIPERTENSIÓN PULMONAR

Página personal de Migdalia Denis Santana

Cartas

A cuatro hermanas...

----- Original Message -----
From: Migdalia Denis
Sent: Monday, November 11, 2002 9:19 PM
Subject: A mis cuatro hermanas...

Les voy a echar un cuento a mis cuatro modelos

Lourdes Cuando yo era niña viviendo en Galipán llena de sueños ,encaramada en la luna o en una estrella, como es mi costumbre, mi modelo a seguir era mi hermana Lourdes, la que vivía muy lejos y yo espera su vista con gran ansiedad ya que siempre nos regalaba juguetes. La que me hizo escribir la primera carta al niño Jesús llenándome de ilusiones tan profundas que hasta el día de hoy tengo en mi memoria el momento en que escribimos aquella carta, incluso puedo recordar el lugar y todo lo que escribimos como si fuese hoy. La hermana que viajaba por el mundo y nos contaba tantas cosas desconocidas, tan maravillosas y tan deslumbrantes, ella me introducía en un mundo mágico. A mi hermana que por sobre todas las cosas la admiraba por ser la estudiosa, la perseverante, la que escribía bonito... Que admiración tan grande sentía por ella, la veía como inalcanzable, tan inteligente, tan sabia!. Yo siempre decía yo tengo que ser tan estudiosa y profesional como ella.

Josefina

Luego, después de pasar la adolescencia me di cuenta que también tenía una hermana que asumió el papel de ser mi Mamá por un tiempo. Yo para aquel momento no podía percibir sino que era mi hermana la que estaba permanentemente como una Generala dándome órdenes y de manera permanente me regañaba porque debía cumplir con las tareas asignadas en la casa. Ella, mi hermana Josefina , la que estaba pendiente de todos los detalles, pendiente de comprarme mi primera ropa interior de adolescente, pendiente de lo que me hacía falta para el colegio, de llevarme y traerme, de hacerme la comida. Más tarde comencé a verla diferente y entendí su generosidad, ella había hecho de su vida una vida llena de sacrificios, de no vivir para ella sino para y por los demás, para sus hermanos menores.... Un día cualquiera en que estaba sentada sobre mi mata o estrella favorita reflexioné y me di cuenta que lo que ella me daba era mucho más grande que sus regaños. Por esa razón le pedí a Dios que ojalá me pudiera dotar de su fuerza, fortaleza, generosidad y desprendimiento.

Virginia Otro día cualquiera cuando estaba comenzando en la Universidad noté que, sin haberlo percibido antes, también tenía una hermana que era la que me hacía los vestidos, a la que llamaba cuando me dolía cualquier cosa para ver que medicina podía tomar, la única a la que se me ocurrió llamar cuando casi me matan en aquel accidente, la que me defendió mas de una vez de los regaños injustos que mamá... Mi hermana Virginia tan integra! Siempre estaba allí para brindar el soporte en cualquier momento, en cualquier eventualidad. La hermana sosegada en la toma de decisiones, la que tomaba como ejemplo por su asertividad. Y me dije: ojalá yo pudiera tener la integridad incondicional, nobleza y lealtad de mi hermana.

Maritza Ya de adulta me percaté que tenía una hermana "loca", que se ríe del mundoy de cuanto se le atraviesa por el frente, que es capaz de estallar de risa en el peor de los momentos de la vida, a la que parece que nada le importa sino vivir y vivir, gozar, disfrutar de manera franca, transparente, sin condiciones. Mi hermana Maritza la admiro por su franqueza, por su alegría, por la forma tan disparata como vive su vida. Ella es capaz de decirle en su cara a la gente cualquiera cosa, dice lo ella piensa y siente sin importarle nada, pero, lo dice con tanto amor que es incapaz de herir a nadie. Creo que quizás eso sea lo que más admiro de ella, esa capacidad de hablar sin lastimar por muy fea que sea la situación. Y le pedí a Dios que me dotara de un poquito de esa alegría que a mí a veces me cuesta tanto tener, esa capacidad de discutir sin herir que ella tiene.

Mucho tiempo después, ¡pero no tarde!, también me di cuenta de la lucha frenética que mantuve en mi vida, esa lucha que me llevó a obtener altos cargos ejecutivos con tan sólo 28 años. Lo logré gracias a los patrones y ejemplos que me ponía adelante (mis cuatro hermanas y mis padres). Siempre me decía yo no puedo hacerlas quedar mal. Ellas siempre fueron y son mis modelos de vida...

Hoy, cuando la vida me ha puesto ante esta circunstancia de... quizás... no tener la posibilidad de vivir tanto como me hubiese imaginado o hubiese querido porque me persigue una "estadística", en que he tenido que enfrentarme literalmente a la muerte y haber pasado por momentos llenos de pánico... pienso que lo he podido afrontar sólo gracias a mi fortaleza interior y a mis ganas de vivir. He tenido que desprenderme del orgullo, de la vanidad y de un montón de cosas materiales y banales. He tenido que aceptar que soy completamente vulnerable como cualquier otro ser humano, intentando vivir con alegría y verle las cosas bellas a la vida, tratando de buscarle el chiste a las cosas. Actuando con humildad y nobleza, al pretender que el camino que estoy abriendo sirva de esperanza y ejemplo de vida para otros, sin esperar nada a cambio, tratando de ser íntegra y leal a mis principios. Gracias al profesionalismo y a la capacidad he podido dar un giro a mi vida planteándome metas acordes con las circunstancias, o sencillamente "gerenciando" mi vida de otra manera. Y puedo decir con confianza que todas estas característicaslas las he aprendido de mis cuatro hermanas.

A mis cuatro hermanas les digo: GRACIAS por ayudarme a vivir, porque sin esas cualidades que he intentado copiar de ustedes quizás hoy no estuviera aquí. Por supuesto, dentro de esto incluyo a nuestra vieja quien fue a fin de cuentas la que reunía todas estas cualidades.

La vida es muy corta y es tan bella como nosotros mismos la hagamos.

Un gran abrazo... las quiero mucho. Mamá se fue, pero me quedan ustedes!

Migdalia


ForoE-mail

Inicio | Mi familia | Caso clínico | Fundación | La enfermedad | Flolan |
Enlaces | Logros | Artículos | Cartas | Mensajes | Libro de Visitas |


Diseño Original: Empresa Órbitas, C.A. Julio, 2001
Re-edición: Lourdes Denis Santana. Mayo, 2004

© 2001-2007 Derechos Reservados
Sociedad Hipertensión Pulmonar
Grupo Apoyo Venezuela
PPH Cure Foundation